Imagen 1El municipio de Salt está situado a un altitud de 83,7 metros sobre el nivel del mar, limita al este con la ciudad de Girona con la que forma un continuo urbano y una área residencial densamente  poblada. Su población se ha visto fuertemente incrementada en los últimos años pasando de los 22.472 habitantes del año 2001 a los 31.630 residentes que figuran en el padrón municipal del mes de abril del 2018.

La extensión del municipio de Salt es de 6,56 km cuadrados, aun así sólo la mitad de este territorio es urbano, mientras que la otra mitad forma parte de un espacio natural de especial protección conocido con el nombre de las Dehesas de Salt, espacio situado entre el curso fluvial del río Ter y el antiguo canal  conocido con el nombre de “Sèquia Monar”, uno de los más antiguos de Catalunya.

Cabe destacar que en apenas dos kilómetros cuadrados de espacio residencial, conviven más de 80 nacionalidades. Además de los residentes de nacionalidad española, Salt ha visto como en estos últimos años se ha ido convirtiendo en un gran mosaico de culturas ya que un 37,5 % de la población es de origen extranjero. Entre los principales países de origen destacaríamos a Marruecos (14,51%), Gambia (4,94%), Honduras (4,71%), y a mayor distancia, Mali (2,6 %) y Rumania (2,09 %).

A pesar de la complejidad y el reto que significa la gestión de esta diversidad social, cultural y religiosa,  hay una coexistencia pacífica entre toda esta diversidad de orígenes. No obstante, la propuesta de la ciudad pretende ir más allá y llegar a una convivencia apoyada en el enfoque intercultural.