En el marco de la Alhóndiga de Bilbao, un espacio de actividad cultural emblemático de la capital vizcaína, se ha celebrado el séptimo encuentro de la RECI-Red de Ciudades Interculturales del proyecto Intercultural Cities liderado por el Consejo de Europa.

la foto 3

En esta ocasión, la sesión de trabajo tenía como objetivo hacer balance de las actividades de la RECI a lo largo de 2014, y plantear los principales objetivos para la agenda de 2015. Como red de intercambio de conocimientos y buenas prácticas, la RECI promueve y facilita la interacción de sus ciudades con sus homólogas europeas. Así, en estos momentos cinco de las ciudades RECI participan en diferentes proyectos europeos de carácter innovador, como son el proyecto DELI (para promover y optimizar la participación económica de la población extranjera en el desarrollo económico de las ciudades) y el proyeto C4i (para prevenir el racismo y la xenofobia a través de la creación de redes y acciones antirumores).

La sesión también sirvió para dar la bienvenida a Castellón y Santa Coloma de Gramenet, ciudades que se unen así a Barcelona, Bilbao, Cartagena, Donostia-San Sebastián, Fuenlabrada, Getxo, Jerez, Parla, Sabadell y el cabildo de Tenerife como miembros de la RECI.

Por primera vez, además, responsables políticos de las distintas ciudades y territorios RECI participaron en el encuentro (véase noticia para mayor información).

La jornada concluyó con una recepción en el Salón Árabe del Ayuntamiento de Bilbao, en el que también participaron expertos de otras ciudades europeas convocados por el Consejo de Europa en un encuentro sobre el valor del multilingüismo en el desarrollo de las ciudades interculturales.

La RECI trabaja con el objetivo de profundizar en el enfoque intercultural de gestión de la diversidad, en fortalecer el papel de las autoridades locales y en poner en valor la contribución de la diversidad en el desarrollo de las ciudades.

LA RECI PROMUEVE EL DIÁLOGO POLÍTICO SOBRE INTERCULTURALIDAD

Por primera vez, la RECI-Red de Ciudades Interculturales ha abierto un espacio de diálogo entre los distintos representantes políticos de las ciudades miembro, para compartir y debatir sobre los retos de gestionar la diversidad en el espacio local.

Representantes de siete formaciones políticas distintas con responsabilidades en las distintas ciudades RECI, plantearon los retos y oportunidades que la gestión de la diversidad ha supuesto en cada una de sus localidades, y señalaron la necesidad de fortalecer el papel del mundo local en el marco de las políticas públicas de inmigración e integración.

El espacio de diálogo político se suma así a las diferentes acciones de la RECI, que desde 2011 y con el apoyo del Consejo de Europa, trabaja para fortalecer el papel de las ciudades en la gestión intercultural y de la diversidad.