Tras la reunión de coordinación ICC celebrada en Odessa el año pasado, el equipo de ICC invitó a los coordinadores y las coordinadoras de las redes nacionales a una reunión en Estrasburgo el pasado 29 de enero. El encuentro giró en torno a las diferentes estructuras de las redes y los recursos más adecuados para crear redes nacionales sólidas así como la cooperación entre estas para un mayor intercambio de ideas, conocimientos, prácticas y apoyo. Se pidió a los coordinadores nacionales que resumieran las principales medidas adoptadas y los progresos realizados durante el año anterior, así como sus planes y los retos futuros.

Ivana D’Alessandro presentó las principales características de los modelos actuales, identificando para cada una de ellas las fortalezas y las debilidades. Los modelos actuales incluyen la coordinación a través de: una ciudad (Noruega y Australia); un coordinador o coordinadora individual (Ucrania, Portugal); una ONG (Italia) designada a través de una convocatoria pública y patrocinada por ICC; una asociación legalmente establecida que recibe el patrocinio de las ciudades miembro y de otros donantes. Este último es el caso de la RECI.

Durante la sesión introductoria se informó sobre el nuevo Comité de Dirección de Lucha contra la Discriminación, la Diversidad y la Inclusión (CD-ADI por sus siglas en inglés), que incluirá un grupo de trabajo sobre integración intercultural (GT-ADI-INT). Este grupo de trabajo tendrá una composición de diez países y diez autoridades locales reforzando el trabajo realizado hasta ahora por los Policy Labs.